viernes, 12 de febrero de 2010

Mi amigo el gordito.


Mi amigo José, era un niño que siempre me ayudaba a hacer las tareas del colegio y a estudiar para los exámenes. Y yo no podía hacer nada por el.

El era un chico bajito pero tenia sobre peso, yo le intentaba ayudar a llevar una dieta equilibrada y hacer un poco de deporte.

Cuando lo llevaba con otros amigos para jugar al fútbol, le decían que no, que no se podía mover y que no serbia para nada.

El se desanimaba cada vez que se lo decían, pero yo intentaba animarlo igual que el hacia con migo cuando suspendía la nota de algún examen, ya que el, para los estudios era muy bueno y estaba en un curso mas que yo.

Yo me ponía a jugar solo con el, sin preocuparme de mis otros amigos, que no eran amigos de verdad, ya que no nos dejaban jugar con ellos.

Todos los días íbamos a la pista de fútbol, para ver si nos dejaban jugar. Los otros no les daba ninguna oportunidad de jugar, ni nada.

Un día les comente que íbamos a jugar todos juntos, o sino llamaría al guarda de la pista y le diría que no nos dejáis jugar.Cuando ellos dijeron que íbamos a jugar todos juntos, José se alegro mucho igual que yo al ver que hacia un esfuerzo en jugar lo mejor posible.

Mis amigos se sorprendieron en ver como José jugaba casi igual que ellos pero con un poco mas de dificultad por el peso.

Desde ese día jugábamos todos, y yo lo veía que se preocupaba mucho mas en su físico, ya que las dietas no les hacían mucho efecto ni el deporte. Pero lo animaba a no desanimarse y dejaría tanta las chucherías y comida basura que tanto le gustaban para poder cambiar su físico.

Ese día fue uno de los mas importantes para el, aunque el no se diera cuenta, porque podía cambiar si vida y no estar sentado en su casa sin hacer nada y echando su vida a perder. Y le di las gracias a todos mis amigos por verle echo racionar y verle echo ver que tenia una vida adelante.


Mi amiga la anoréxica.


Un grupo de chicas que se llevaban muy bien todas, y tenían un sueño, ser modelo, era lo único en lo que se interesaban.

Pero María era la que mas se preocupaba por su físico, porque se veía mas gordita que sus amigas y lo que mas le interesaba era el tema de ser modelo, el que mas le apasionaba.


Todos los días María tenia que hacer una dieta, para mantenerse en la linea como sus amigas, pero ella siempre se veía igual, hacia todo lo posible para no comer todo lo que engordara. Cuando salia del instituto y llegaba a su casa para comer, la madre le ponía la comida y ella le decía que no tenia ganas, que ya había comido en la cafetería del instituto.

Pero todo eso era mentira, solo lo hacia para intentar igualar a sus amigas que tenían el mismo sueño, llegar a ser modelo.


María cumplió dieciséis años y entre todas sus amigas le regalaron un traje que había visto ella en un escaparte de una tienda de modelo y le había gustado mucho. Al probárselo le que daba un poco grande. Sus amigas se sorprendieron en ver como su amiga María había adelgazado mucho.

Sus amigas le decían que estaba muy delgada y que tenia que comer mas, pero ella se veía mas gorda que ellas.

Una de sus amigas se entero de que no comía ni en la cafetería del instituto ni en su casa, ella hablo con los padres de María y le contó todo lo que le pasaba.

Los padres de María los dejaron en las manos de unos especialistas como médicos y psicólogos para que se ocupara de ella.

Esto duro barios años, pero María logro recuperarse, gracias a su compañera que se dio cuenta antes de que fuera peor y a los especialistas que la trataron.

Los padres le dieran las gracias a los que se ocuparon de su hija y le dijeron que tenia que llevar una dieta para no poder caer en esa enfermedad que le podría haber llegado a al muerte y con el tiempo poder llegar a su sueño de ser modelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario